martes, 18 de diciembre de 2018

#todossomoslaura

Ayer lunes se confirmó la terrible noticia de que habían encontrado el cuerpo de Laura Luelmo, profesora interina asesinada cuando salió a correr por la sierra de Huelva. 
El I.E.S. Ponce de León, se une a la repulsa a este último crimen machista que nos ha dejado desolados a tod@s. Hoy a las 12.00 de la mañana hemos hecho un minuto de silencio en repulsa a este horrible crimen y hemos leído el siguiente texto de Roy Galán que describe muy bien nuestro sentir...Descansa en Paz Laura.

No regresar a casa.
Nunca más.
Salir a correr.
Y dejar la lavadora puesta para tenderla más tarde.
El WhatsApp del grupo para la cena del fin de semana por contestar.
El artículo a medias.
La película sin acabar.
Salir a correr.
Y que se te arranque el tiempo que te quedaba de un bocado por ser mujer.
Que se aniquile tu posibilidad de seguir existiendo por ser mujer.
Y que la gente se quede sin ti y tú sin la gente y todo lo que te iba a suceder desaparezca sin más.
El año nuevo del 2028, un viaje a Bilbao o la boda de tu mejor amiga.
Laura lo ha perdido todo por ser mujer.
Porque existe una cosa llamada machismo que mata que hace creer a los hombres que las mujeres son cosas a su disposición.
Porque a los hombres que salimos a correr no nos espera una mujer detrás de un árbol para agredirnos sexualmente y matarnos.
No.
Los hombres no tenemos miedo a que eso nos pueda pasar.
Y las mujeres viven con ese miedo.
Eso injusto, terrible y repugnante.
Llama al llegar, dile al taxi que espere hasta que entres, llevar las llaves entre los dedos, decirte a ti misma no seas tonta, no va a pasar nada, venga ya casi estás en casa, acelerar el paso, correr y si alguien te sigue, o te increpa, llegar al portal y llorar de rabia por lo que te podía haber pasado y no te pasó.
A Laura le pasó.
Se quedó sin futuro.
Solo hay dolor.
Esto que es la violencia machista sobre las mujeres por el hecho de ser mujeres es cosa de todos y de todas.
Esto que es el feminismo que lucha contra el machismo es cosa de todas y de todos.
Tenemos que seguir luchando.
Tenemos que asaltar la calles, las instituciones, los hogares, los libros, las canciones, las películas, los cielos, las cabezas, las leyes y las escuelas.
Por todas a las que, como Laura, dejaron sin voz.
Por todas las que siguen gritando.
Por todas las niñas que vendrán.
Para que el miedo no forme parte de sus rutinas.
Para que no tengan que ser valientes.
Para que sean libres.
Y salgan a correr.
Y regresen a casa.
Y acaben el final de la película.
Que les quedaba por ver.


                                                                                                         ROY GALÁN