viernes, 20 de noviembre de 2020

25 DE NOVIEMBRE UN AÑO MÁS

 

LA UNIÓN EUROPEA Y LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

 La Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE (FRA) ha realizado un estudio de escala dentro la UE, respondiendo a una petición de datos sobre la violencia contra las mujeres del Parlamento Europeo, que el Consejo de la UE reiteró en sus Conclusiones sobre la erradicación de la violencia contra las mujeres.

 Los resultados de la encuesta de la FRA sobre la violencia contra las mujeres se basan en entrevistas personales realizadas a 42 000 mujeres en los 28 Estados miembros de la UE, con una media de 1.500 entrevistas por país. La selección de las encuestadas se hizo por muestreo aleatorio. Los resultados son representativos de las experiencias y las opiniones de mujeres con edades entre los 18 y los 74 años residentes en la UE.

 Este informe -el más completo realizado hasta ahora- es imprescindible para poder formular políticas y acciones sobre el terreno y combatir esta vulneración de los derechos humanos. Y es que, según el documento, se calcula que 13  millones de mujeres en la UE experimentaron violencia física durante los 12 meses previos a  la entrevista de la encuesta. Esta cifra equivale a un 7% de mujeres con edades de entre 18-74 años en la UE.

 Puesto que la mayoría de las mujeres no denuncian los hechos y no se sienten animadas a hacerlo por unos sistemas que se suelen considerar como poco comprensivos con su situación, los datos oficiales sobre la justicia penal sólo recogen los pocos casos en que se presenta una denuncia. Aunque algunos Estados miembros e instituciones de investigación han emprendido estudios y otros tipos de investigaciones sobre la violencia contra la mujer, continúa habiendo una falta de datos exhaustivos y comparables en toda la UE en este ámbito, en comparación con otros, como el empleo.

 Las entrevistas normalizadas del estudio comprendían preguntas sobre violencia física, sexual y psicológica, victimización durante la infancia, hostigamiento y acoso sexual, incluidos nuevos medios para cometer abusos, como Internet. Se solicitó a las encuestadas que facilitaran información sobre su experiencia personal de diversas formas de violencia, la frecuencia con la que habían sufrido ciertos tipos de violencia y las consecuencias que la violencia había tenido en sus vidas. La encuesta recopiló también información sobre la presentación o no de denuncia a la policía, y sobre el uso por parte de las mujeres de otros servicios que ofrecen asistencia a las víctimas.

 Consecuencia de éste y otros muchos estudios es la puesta en marcha de programas que ayuden a superar esta lacra social.

 El grito, un año mas, es siempre el mismo: 

BASTA DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

 Todo el mundo tiene derecho a vivir una vida sin violencia. Sin embargo, la violencia hacia las mujeres y las niñas está aumentando a nivel global. En muchos lugares, las actitudes hacia las víctimas contribuyen al problema: la violencia contra las mujeres todavía está aceptada e incluso justificada en algunos países de la UE. La mayoría de las víctimas de la trata de seres humanos que se notifica en la UE son mujeres y niñas. La legislación contra la trata de seres humanos de la UE obliga a adoptar medidas específicas de género y va acompañada de medidas políticas y programas financieros para apoyar a los Estados miembros.

 Todos los Estados miembros de la UE, así como la propia Unión Europea, han firmado el Convenio del Consejo de Europa (también conocido como «Convenio de Estambul») sobre la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. El Convenio obliga a los países a prevenir y penalizar todas las formas de violencia, proteger a las víctimas y procesar a los autores.

 La campaña NON.NO.NEIN de la UE anima a los hombres y las mujeres a oponerse a la violencia contra las mujeres. La UE también financia proyectos para luchar contra la violencia de género y apoyar a sus víctimas a través del programa Derechos, Igualdad y Ciudadanía

 A escala mundial, en 2017 la Unión Europea y las Naciones Unidas pusieron en marcha la iniciativa Spotlight para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. La UE apoya la iniciativa con un compromiso de 500 millones de euros.

  La Iniciativa Spotlight es una campaña conjunta de la Unión Europea y las Naciones Unidas orientada a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

 El nombre de la iniciativa —Spotlight, que significa “foco” en inglés— nos recuerda que, a menudo, esta violencia tiene lugar en la oscuridad, se niega o se oculta. Con nuestros esfuerzos, podemos sacarla a la luz pública, convertirla en el centro de atención y tomar medidas para eliminarla. Así podremos hacer realidad la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

 La campaña también pone de relieve la importancia de invertir de manera específica en las mujeres y las niñas, condición indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible de acuerdo con la Agenda 2030.

Se trata de una iniciativa sin precedentes, de carácter mundial y plurianual, que ha contado con una inversión inicial de 500 millones de euros, con la Unión Europea como contribuidor principal. Cuenta con la colaboración de otros donantes y asociados que han ampliado el alcance y magnitud de la campaña. Para financiarla, se emplea un fondo fiduciario de las Naciones Unidas, administrado por la Oficina de los Fondos Fiduciarios de Donantes Múltiples, apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y ONU Mujeres, y supervisado por la Oficina Ejecutiva del Secretario General.

 Súmate a esta iniciativa audaz y transformadora para que vaya acompañada de decisiones políticas, recursos y conocimientos igualmente ambiciosos.

 

También puedes participar en el debate en las redes sociales con la etiqueta

 

#SpotlightFinDeLaViolencia.

 

 Páginas consultadas:

https://op.europa.eu/webpub/com/factsheets/women/es/

https://www.un.org/es/spotlight-initiative/