jueves, 10 de diciembre de 2020

LAS MADRES DE LA CONSTITUCIÓN

 

Las madres de la Constitución Española

 


         Como todos los años el 6 de Diciembre, en el aniversario de la Constitución Española, hay un recuerdo emotivo para sus artífices, son nombres que todos llevamos asociados a la redacción de una constitución que prometía cerrar el ciclo de la Dictadura y garantizar un futuro en democracia.

    En esos tiempos todo era pionero. La libertad, el voto, los partidos... España se estrenaba en una fiesta, la de la democracia, que abrió a unos y otros las puertas del Congreso. Santiago Carrillo, Felipe González, Adolfo Suárez, Manuel Fraga o Leopoldo Calvo-Sotelo. Todos ellos escribieron la transición a la democracia y la historia les reconoce su papel primigenio. La historia les conoce como los Padres de la Constitución, pero: ¿Qué pasó? ¿En la Constitución no hubo madres?

                 En la España de 1977 también hubo pioneras. Pioneras entre todas las pioneras que vendrían después. Soledad, María Teresa, Dolores, Belén, Juana, Mercedes... Así hasta 27, apenas el 5% de entre los 700 parlamentarios. Son las constituyentes, diputadas y senadoras cuyos nombres rara vez ocupaban los titulares de la época y que, sin embargo, fueron el mayor síntoma de cómo iban a cambiar los tiempos. En la actualidad, tras las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, en el Congreso de los Diputados, el porcentaje de mujeres electas fue del 44,0%. Por lo que se refiere al Senado, el porcentaje de senadoras electas fue del 39,9%.


                                    Mª Teresa Revilla

         La Constitución española se redactó con las aportaciones de los parlamentarios/as que integraron las Cortes Constituyentes, entre 1977 y 1979. Las 27 pioneras, conocidas como las constituyentes, pisaron por primera vez el hemiciclo el 15 de junio de 1977, el día en que se constituyeron las Cortes. No fue fácil llegar allí. Tuvieron que conseguir el voto en sus demarcaciones, en una España que no había oído hablar de democracia. Y no todas tuvieron el mismo papel en la Transición. Tan sólo una, María Teresa Revilla, de UCD, participó en la Comisión Constitucional encargada de redactar la Constitución. Otra, la senadora por designación real Belén Landaburu, fue la única mujer en la ponencia de la Ley para la Reforma Política del 77, el embrión del sistema democrático español.

         Cuando se redactó La Constitución, el primer paso fue declarar la igualdad de mujeres y hombres ante la ley. Así, el artículo 14 de la Constitución prohíbe expresamente la discriminación por razón de “sexo” y el 9.2 señala a los poderes públicos para que promuevan la igualdad material.

               También es cierto que se pasaron algunas cosas por alto. El artículo 15 solo pensó en la violencia del Estado, no en la que se ejerce sobre las mujeres por el hecho de ser mujeres. Por su parte, el artículo 57 fija la prevalencia del hombre sobre la mujer en la línea de sucesión de la Corona. Asimismo, las mujeres solo aparecen nombradas cuando se regula el derecho al matrimonio, en el artículo 32, y cuando se establece la obligación de proteger a las madres, en el artículo 39. También es de enfatizar la falta de enfoque de género, lo que incluye la necesidad del lenguaje inclusivo.

                                   

         Las “Constituyentes” ya se toparon en su momento con el ninguneo de algunos compañeros, con la necesidad de hacer todo mejor, para no ser miradas por encima del hombro. Se encontraron con la dificultad de conciliar y con la necesidad de renunciar, en ocasiones, a partes de la infancia de sus hijos en una España que no entendía esos comportamientos por parte de una madre.


        Pero mereció la pena. La España preconstinucional había relegado a la mujer al status de un menor de edad: no podía trabajar ni percibir un salario sin el consentimiento del padre o el marido. No podía viajar, ni sacarse el carnet de conducir, ni siquiera el pasaporte sin la autorización del padre o el marido. Aunque tuviera una fortuna o un salario propio, no podía abrir una cuenta bancaria, retirar dinero o firmar un cheque sin la autorización del padre o marido. Hoy nos escandalizamos ante restricciones de derechos de las mujeres por parte de regímenes como Arabia Saudí, sin recordar que en los años 70 ese era el día a día de las españolas.

 

         Las madres de la Constitución no consiguieron todo lo que perseguían, pero lo hicieron en pos del consenso. Algunas recuerdan como una espinita clavada la concesión con respecto a la ley que promulgaba la línea sucesoria de la monarquía, relegando a la mujer y favoreciendo a los descendientes varones. Pero supieron ver que aquel era un primer paso. Ya resultaba increíble haber llegado hasta allí. Quedaba mucho trabajo por hacer, pero ellas ya le habían abierto el camino a las siguientes generaciones de mujeres políticas.

 

Video: “Las Constituyentes” versión resumida 11 minutos https://www.youtube.com/watch?v=TYtCR7PX1Vc

 

Información obtenida de:

https://www.concilia2.es/las-desconocidas-madres-de-la-constitucion-protagonistas-del-cambio/

https://focusonwomen.es/las-madres-la-constitucion-espanola/

https://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259925595398&p=1254+35110672&pagename=ProductosYServicios%2FPYSLayout&param1=PYSDetalle&param3=1259924822888